Consejos para no cometer ni inculcar Bullying a tus hijos

reganosMuchas veces nos preguntamos cómo es posible que un niño se vuelva tan agresivo o acosador con sus compañeros o amigos. En muchas ocasiones son los mismos padres los que generan estas conductas y provocan que sus hijos descarguen el coraje y frustración en sus compañeros.

 

¿Regañás a tu hijo con calificativos denigrantes?, ¿resaltas sólo las cosas negativas que hace?, ¿sos incapaz de mencionar al menos cinco cualidades de tu hijo? Son algunas de las preguntas, si las respuestas son mayoritariamente afirmativas podrías ser causante de un grave comportamiento en tu hijo. Dañando su autoestima al ver solo lo negativo, repercutirá directamente en el entorno del niño y repetirá estas acciones.

 

Al sermonear a un niño resaltando que “todo lo hace mal”, “es un flojo”, “es muy travieso”, sin que los padres se percaten siquiera, podrían convertir a estos niños en personas inseguras, introvertidas y violentas.

 

En una entrevista, la escritora Trixia Valle, Directora General de la Fundación en Movimiento, A.C., dedicada a la lucha contra el bullying, explica que los niños con conductas agresivas y acosadores suelen provenir de familias que carecen de reglas, donde los niños crecen sobreprotegidos y consentidos, o con una disciplina demasiado severa.

 

Además, afirma que el maltrato intrafamiliar ha existido toda la vida, que los padres que ofenden y agreden a sus hijos, tanto psicológica como físicamente, provocan que haya niños que cometen actos de bullying. “Es necesario cortar esta cadena de agresiones para que los hijos reciban una educación de calidad. La familia es la institución clave en la socialización de los niños”, aseveró la especialista.

 

El maltrato familiar no es la única causa de conductas violentas

 

Así lo explica la especialista afirmando que en un 90% los casos de bullying son resultado de la sobreprotección y el consentimiento desmedido por parte de los padres.“Son niños que nunca tienen consecuencias, que sus padres los defienden de lo indefendible, que los justifican de todas sus conductas; nunca es su culpa, siempre es de alguien más, lo que los convierte en adultos irresponsables, mentirosos, manipuladores, que siempre harán lo que sea para salirse con la suya, rebasando todo tipo de límites”, especificó.

 

“Y cuando un padre sobreprotege a su hijo, está deformando su conciencia, haciéndole creer que siempre hay una salida fácil, que pueden evadir sus responsabilidades y que simplemente es un santo, que los demás son los mala onda”.

 

consejos-reglas

 

Fuente

Publicación anterior
Siguiente publicación