10 razones del porqué no es bueno que los niños utilicen dispositivos móviles

smartphone_para_niños_bebesCompartimos un artículo donde expresan los riesgos que corren los niños al estar vinculados estrechamente con las nuevas tecnologías. La Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría estatales lactantes de 0 a 2 años no deben tener ninguna exposición a la tecnología, los niños de 3-5 años se limitarán a una hora por día, y los de 6-18 años restringidas a 2 horas por día. Los niños y jóvenes usan 4-5 veces la cantidad recomendada de la tecnología, con consecuencias graves.

 

10 razones del porqué no es bueno que los niños utilicen dispositivos móviles

 

 

    • Crecimiento acelerado del cerebro: Durante los primeros dos años, el cerebro de los niños triplica su tamaño y continúa desarrollándose rápidamente hasta los 21 años de edad. El desarrollo temprano del cerebro está determinado por los estímulos ambientales, o por la falta de ellos. Estimular a un cerebro en desarrollo a través de la sobreexposición a la tecnología (teléfonos celulares, internet, iPads, TV, etc.), demostró tener una relación con la función ejecutiva y el déficit atencional, retrasos cognitivos, problemas de aprendizaje, aumento de la impulsividad, entre otros.

 

    • Retraso en el desarrollo: El uso de la tecnología restringe el movimiento, lo que puede resultar en un retraso en el desarrollo. Hoy en día, uno de cada tres niños comienza la escuela con algún tipo de retraso en su desarrollo, lo que  impacta de forma negativa en la alfabetización y el rendimiento académico. El uso de la tecnología en niños menores de 12 años es perjudicial para el desarrollo infantil y el aprendizaje.

 

    • Obesidad: El abuso de la televisión y los videojuegos está relacionado con el aumento de la obesidad. Según especialistas, los niños que tienen permitido tener un dispositivo en sus dormitorios tienen un 30% más de riesgo de ser obesos. El 30% de los niños con obesidad desarrollan diabetes.

 

    • Privación del sueño: El 60% de los padres no supervisa el uso de la tecnología de sus hijos, y al 75% de los niños se les permite tener algún tipo de tecnología en sus habitaciones. Los niños que sufren de privación del sueño tienden a que sus calificaciones se vean negativamente afectadas.

 

    • Enfermedad mental: El uso excesivo de tecnología es un factor determinante en el aumento de las tasas de depresión infantil, ansiedad, trastorno de vinculación, déficit atencional, autismo, trastorno bipolar, psicosis y el comportamiento problemático.

 

    • Agresión: El contenido violento de los medios puede provocar agresión infantil. Los niños pequeños están cada vez más expuestos a la creciente violencia física y sexual que está presente en los medios de comunicación de hoy en día.  El videojuego “Grand Theft Auto V” retrata explícitamente temas sexuales,  asesinato, violación, tortura y mutilación, al igual que muchas otras películas y programas de televisión. Los EEUU ha categorizado la violencia en los medios como un riesgo de salud pública, debido al impacto causal en la agresión infantil. Informes de los medios muestran un aumento del uso de restricciones y habitaciones de aislamiento para los niños que exhiben una agresión descontrolada.

 

niños con smarpthone

 

    • Demencia Digital: La alta velocidad de los contenidos en los medios puede contribuir al déficit atencional, así como a la disminución de la concentración y la memoria, debido a que se genera una poda cerebral de las huellas neuronales en la corteza frontal. Los niños que no pueden poner atención, no pueden aprender.

 

    • Adicciones: Al mismo tiempo que los padres se apegan más y más a la tecnología, ellos se desconectan más y más de sus hijos. Ante la ausencia de apego a los padres, los niños que se sienten desconectados pueden acercarse a los dispositivos, lo que puede resultar en adicción. Uno de cada 11 niños entre 8 y 18 años son adictos a la tecnología

 

    • Emisión de radiación: En mayo de 2011, la Organización Mundial de la Salud clasificó a los teléfonos celulares (y otros dispositivos inalámbricos) como un riesgo de clase 2B (posible cancerígeno), debido a la emisión de radiación (OMS 2011). James McNamee junto con Salud de Canadá en octubre de 2011, emitió una advertencia, diciendo que “Los niños son más sensibles a una variedad de agentes, en comparación con los adultos, ya que sus cerebros y sistemas inmunológicos aún están en desarrollo, por lo que no se podría asegurar si el riesgo sería igual para un pequeño adulto como para un niño”.

 

  • Insostenible: Las formas en que los niños son criados y educados con tecnología dejaron de ser sostenibles. Los niños son nuestro futuro, pero no existe un futuro para los niños que abusan de la tecnología. Un enfoque en equipo es urgente y necesario, para así poder reducir el uso de la tecnología en los niños.

 

Leer el informe completo en Huffington post (en inglés)

Publicación anterior
Siguiente publicación